La segunda familia de los universitarios

 En Acción social, Noticias

Prensa – Sábado 29 de Septiembre, 2018 – Especial de Formación en EL MUNDO DE CASTILLA Y LEÓN:

El Colegio Mayor Belardes, situado en la zona centro, potencia la vida saludable y el deporte / Sus 84 habitaciones son individuales

Para los padres es difícil ver cómo sus niños abandonan el hogar para formarse a cientos de kilómetros de su familia. Sin embargo, los estudiantes que eligen Valladolid cuentan con el Colegio Mayor Belardes. Un lugar «muy acogedor» que potencia «la interculturalidad, la vida sana y el deporte».

Situado en el centro, cuenta con 84 habitaciones individuales para la comodidad de los residentes. La comida es casera y se pueden variar los platos y la forma de cocinar en función de sus gustos y necesidades. «Hacemos reuniones y modificamos lo que no les gusta. De nada sirve que pongamos un pescado que consideramos delicioso si ellos lo dejan en el plato», comenta Jorge Olivares, director del Colegio Belardes.

Desayuno, comida, merienda y cena de lunes a domingo. Además, durante el periodo de exámenes los estudiantes tienen posibilidad de recena. «Las jornadas son largas y duras. Siempre está bien reponer fuerzas con diferentes alimentos».

Uno de los puntos fuertes del colegio mayor es el deporte. Más del 25% de los internos están federados en alguna disciplina. Además participan en el Trofeo Rector de la Universidad de Valladolid. El curso pasado ganaron en voleibol masculino y femenino. «Este año vamos a por todas y, sobre todo, no se nos puede escapar el torneo de baloncesto», bromea.

Belardes es mixto y sus plazas se llenaron antes de verano. Un «efecto llamada» que Olivares achaca al fomento del deporte y la vida saludable. A esto une que tienen servicios únicos como el carnet del colegio mayor con el que los estudiantes obtienen descuentos en establecimientos cercanos, como una tienda de deportes, una librería, una peluquería, entre otros.

Una segunda familia que ayuda a que sus miembros estudien y se formen para su desembarco en el mercado laboral, pero también se potencia mucho el desarrollo personal. No faltan actividades grupales, entre las que destacan, la fiesta de bienvenida, circuito de karts y paintball.

Tienen libertad de horario, si bien, apunta el director del Colegio Mayor Belardes, el objetivo prioritario es aprobar y para ello hay que estudiar, pero también deben salir. «Son jóvenes y es lo suyo», reconoce.

De vez en cuando se realizan reuniones periódicas para tratar determinados temas. Todo se recoge en las redes sociales. «Somos una residencia 3.0», matiza muy orgulloso. También cuentan con un blog donde se narran las historias de los internos y los logros que consiguen.Una familia de septiembre a junio que se ayuda en todo lo posible.

Especial de formación de El Mundo

Anuncio de prensa

E . L . V. / VA L L A D O L I D

Artículos recientes
Comments
  • Yolanda
    Responder

    Mi hijo Juan Diego lleva ya tres años y está más que contento. ¡¡Recomiendo el Colegio sin lugar a dudas!!

Dejar un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para obtener datos estadísticos de la navegación de sus usuarios. Si continúas navegando, consideramos que aceptas el uso de la política de cookies. Si quieres, puedes cambiar tus preferencias o ampliar esta información aquí.

ACEPTAR
Aviso de cookies
estudiar en valladolid